TITULARES

Para Dios ¡lo mejor!



Yo siempre llevaba mi ropa nueva, mis zapatos nuevos y hasta perfumes o collares nuevos, en su primer uso a la iglesia. Mamá decía que para que "se bendigan" nuestras pertenencias debíamos seguir ese ritual, cuando crecí, me di cuenta del verdadero significado de esa tradición. 
Hay tantas cosas que con el advenimiento de la tecnología vamos dejando de lado. Muchos usos, aparatos, frases y hasta la cultura vamos perdiendo. Muchas tradiciones van diciendo adiós por "anticuados" y una de ellas es la que me acordé en estos días santos.
He visto tanta gente super linda, "chururu" en la misa. Parecía que inauguraban ropa, zapatos, cadenas, perfumes... y me remonté a la época de criatura (allá por los 1.800 jaja) y recordé las palabras de mi mamá, quien cariñosamente nos inculcaba a llevar, en su primer uso, la ropa, el zapato o cualquier indumentaria que tuviéramos a la iglesia "para que Dios lo bendiga". 
Esta práctica, tradicionalmente lo realizaba cada vez que tenía algo nuevo que ponerme, que vestir o que estrenar. La verdad que nunca hice los cuestionamientos pertinentes a mamá y mucho menos a mi mismo... hasta que crecí. Claro, eso de crecer te obliga a cuestionarte ciertas acciones que de niño no eran difíciles de practicar, pero que de grande, como que ya tenés que encontrarle una explicación lógica para seguir con todo eso. Y es ese momento en el que haces un "viaje al interior de ti mismo" para averiguar los "porqués" de lo que nunca te cuestionaste. 
Gracias a Dios, la "luz" venía siempre luego de una gran meditación. Y fíjense que me vino a la cabeza la frase que "para Dios, lo mejor" y pensé en eso. Bajo esa premisa, nuestros padres nos inculcaban llevar y ofrecer al altísimo lo mejor que tenemos, como ofrenda, para que luego tenga larga vida la prenda... claro que lo último ya era solo idea mía, pero completa el proceso.
Recordé esto, porque estos días santos, he visto a mucha gente ser fiel a su cultura, su tradición... a sus raíces. Pensé "pensar mal" o en "burlarme" tal vez, pero me vino a la mente que yo también formo parte de esa cultura, esa tradición... y me regocijé en las respuestas lógicas encontrada para cada una de estas tradiciones, que poco a poco van disipándose y que con la práctica constante de unos pocos ya, se niega a morir..

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ