TITULARES

Reporteros



En el mundo de reporteros y corresponsales encontramos una gran variedad de colegas. La mayoría, sin duda, hacen su trabajo con dedicación y profesionalismo. Pero también hemos detectado algunas especies involucionadas. Aquí mencionamos algunas (espero que no te reconozcas en ninguna de ellas):

Reporteros PEDESTALES: Son los que asisten a las ruedas de prensa, conectan el equipo, levantan el brazo con el micrófono, quedan tiesos y mudos, y regresan a la emisora con las mismas declaraciones que grabaron sus colegas.

Reporteros REDUNDANTES: A la hora de editar, éstos adelantan las palabras que dirá el entrevistado:
REPORTERO El funcionario rechazó el espionaje telefónico al que fue sometido.
FUNCIONARIO Yo rechazo el espionaje telefónico al que fui sometido.
Esta repetición mata la novedad de la noticia. Desplaza el protagonismo hacia el periodista. Y suena feo.

Reporteros ROJOS: El color está dado por la sangre de los sucesos, accidentes, violaciones y demás catástrofes que despachan a la emisora. Para éstos, noticia es sinónimo de crónica roja. Nunca una noticia positiva. Nunca una información de interés general.

Reporteros OFICINISTAS: Éstos confunden el quehacer periodístico con la rutina de una oficina. Trabajan ocho horas al día. Si la comunidad hace una marcha de protesta al caer la tarde no la cubren porque ya salieron a descansar. Si hay una información de última hora no se dan por enterados.

Reporteros BABOSOS: Como improvisan y no preparan el despacho, nadie entiende lo que dicen. Usan palabras raras y frases confusas, llenan de números la información... En realidad, están más preocupados por su linda voz o por imitar a otros reporteros de las cadenas internacionales que por el contenido de la nota.

Reporteros XXL: Talla “extra large”. Son los que hacen notas de cuatro minutos, de seis minutos, de ocho minutos... Confunden reporte con reportaje. Alargan innecesariamente la información o hacen un combo con varias noticias en un solo despacho.

Reporteros CINCO ESTRELLAS: Son los reporteros y corresponsales que cumplen a cabalidad la norma de un buen despacho periodístico: claro, preciso y conciso.

En Paraguay muchos de estos estereotipos están en boga, especialmente los reporteros de "crónicas rojas", cuyo "de-genero" ha invadido las pantallas de varios canales locales (más particularmente), quienes lo han tomado como fuente principal de información. Y agregamos un estilo más, muy característico por cierto:

Reporteros SIN COMBUSTIBLE: Son los reporteros y corresponsales de medios escritos, radiales o televisivos que no se mueven o no realizan la cobertura de un evento si no hay un "ágape" o "bocaditos" al finalizar el encuentro. Son conocidos los reporteros quienes hasta se ven con la autoridad de "criticar" la calidad de los alimentos. 

¿Te reconoces en alguno de estos tipos reporteriles?

FUENTE: Radialistas | ILUSTRACIÓN: Audio Marketing

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ