TITULARES

¿Tenemos Opción?



La impunidad hace que la corrupción goce de buena salud. La corrupción se ha implantado como un cáncer en todos los estrados, tanto públicos como privados. Por eso no queremos pagar impuestos, porque no se invierte donde y como no corresponde... ¿tenemos esa opción?

A diario vemos todas las necesidades a nuestro alrededor. Niños en la calle sufriendo frío, calor, lluvia... Los hospitales nacionales abarrotados de pacientes, falta de insumos y de camas... Escuelas sin bibliotecas, sin clase y sin merienda... No hay rutas de acceso a las comunidades alejadas...
No hará un mes que leíamos en grandes titulares de los mass media impresos que el porcentaje de recaudación del Ministerio de Hacienda casi se ha duplicado, que se ha creado un impuesto más, que aduanas tuvo una recaudación récord y nos preguntábamos en aquel entonces ¿qué pasa de todo ese impuesto? La respuesta no tardó en llegar. En la semana que pasó, leíamos también en grandes titulares que el estado ha albergado a cerca de 60 mil nuevos empleados, suponemos que en pago de prebendas políticas. 
Muy a pesar de las insistentes recomendaciones de la Sub Secretaria de Estado de Tributación (SSET) el gobierno seguía "invirtiendo" en gastos rígidos ¿y eso porque? Un estado agigantado, elefante blanco, con semejante burocracia y personal no calificado para ocupar puestos de relevancia es lo que convierte en una bomba de tiempo a la caótica administración pública en todos los aspectos. 
Tomar medidas drásticas contra esta situación no es la solución. El presupuesto general de la nación está tan convenientemente distribuido que, mirándolo rápidamente, no es el problema. Entonces, ¿dónde está el caracu del problema? Si empezáramos a hacer un seguimiento de la ejecución del presupuesto se podrá observar donde está el problema: en la ejecución. 
Lo expuesto anteriormente parece que es suficiente motivo para sacudirnos. Escuché en una oportunidad, comentario al que me prendí en un transporte público de pasajero sin que me inviten, de puro chismoso, que estaban pensando dejar de pagar sus impuestos al fisco para que ellos mismos puedan arreglar el frente de su hogar, arreglar las luces del alumbrado público, cuidar los cables mal colocados de la ANDE, COPACO y todas las demás prestadoras de cable de la ciudad... y me pareció una buena opción. 
En el hipotético caso del transporte de sufrimiento público, pensé para ponerme a tono, que los usuarios deberían hacer huelgas, dejando de usar el servicio por una semana por lo menos, para que los empresarios sepan quienes son los que mandan... sueños. 
Pero regresando al tema de la corrupción multinivel ambiente, me parece una muy buena opción que pueden tener los ciudadanos, claro que legalmente imposible, pero se podría probar... ¿usted que piensa? 

FOTOS: KaosEnLaRed

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ