TITULARES

De Policías y demás yerbas



Sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas... dice la lírica de una canción de antaño. Y cuan actual sigue siendo. Es triste señalar la ineptitud, la inoperancia, la ignorancia y hasta la falta de nociones básicas de la Policía Nacional, quienes muy a pesar de la critica mediatica y el descontento generalizado de la ciudadanía, se empeñan en confirmar cuanta teoría haya sobre los "polibandis".
¡Viene la Policía, huyamos! Dice en serio y en broma mi madre cuando ve pasar a un uniformado. La zozobra no viene del EPP ni de delincuentes comunes, sino que viene uniformada. Hoy desayunamos nuevamente la información de que un motochorro es "efectivo" policial. Ayer, un curioso y "peligroso" artefacto, ha sido hallado en medio de mas de un millar de policías en el policlínico evadiendo hasta controles de circuito cerrado de vídeos. Días pasados, un policía ha sido obligado a devolver la "coima que ha recibido" por haber sido pescado infraganti. Suponemos que a todo esto, se antepondrá el famoso discurso del ministro del interior diciendo que "no toleraremos que ningún efectivo policial siga en esos senderos" para luego premiarlos con una estadía -de lujo- en la FOPE o en la policía especializada. 
Los vehículos robados tienen una calco de la PN en el parabrisas, pase que es similar al "transito libre" que utiliza la prensa para moverse sin controles por las calles de la ciudad. Muchos de estos, están estacionadas frente a las comisarías y en el peor de los casos, forman parte del parque automotor del comisario de turno.
Ni hablar de los controles fronterizos fijos... y de las bocas de contrabando, menos. Los controles ruteros al fin de semana, a todo conductor le huele -duele- a sueldo para la farra del domingo del "efectivo en cuestión".
Muchos agentes policiales me han dicho que es una "campaña mediática para desacreditar a la Policía Nacional" que es solo "sensación de inseguridad" la que vivimos y que todo es pura invención de la gente. Pero todo esto que vivimos a diario, demuestra la vulnerabilidad del sistema de seguridad de la nación. No podemos dejar que un "regló vaikue" movilice toda una unidad anti bombas. Quien más que menos, el común del vulgo, puede darse cuenta del juguete; por un lado, y por otro, ¿tan burros son los "efectivos" que no pueden distinguir una bomba casera de un montón de papel picado, una caja envuelta en cinta adhesiva y aserrín? ¿Dónde está la capacitación de esta gente? bueno... más bien, ¿qué entrenamiento tienen los efectivos policiales? 
La academia ha recibido, gracias a las constantes turbias por corrupción, a muchos efectivos que no son tan idóneos para el cargo, y sobre todo, ingresos poco honestos. ¿Se imaginan si ingresan a la academia así, como serán en el cumplimiento de sus funciones? 
La realidad que nos toca vivir está peligrosamente uniformada. La ciudadanía no sabe en quién confiar. No se tiene tranquilidad con tanta inacción por partes de los "poguasu" que de una u otra manera, ponen de manifiesto cierta complicidad con la rosca ya que esa inacción huele a "tapar el sol con un dedo". 
La corrupción sigue gozando de muy buena salud en las filas policiales. Muchos policías honestos, no se merecen el mote de "polibandis" por causa de algunos efectivos que "manchan el uniforme". Demos la oportunidad a la gente honesta. Como dijo en uno de sus programas la Dra. Polo "los buenos no hacen tanto ruido, por eso no se sabe en que andan. Hagan más ruido para que sepamos de lo que son capaces".
Muero de vergüenza por la cita anterior, pero es verdad. Es hora que las noticias sean prometedoras, halagadoras y por sobre todo, esperanzadoras para la ciudadanía. De lo contrario, vamos a andar todos por "nuestra cabeza como carretilla" y eso es mal presagio. No es momento para esperar que la ciudadanía solucione sus problemas por cuenta propia. Si los encargados de la paz publica no se ponen los pantalones largos y toma carta en el asunto, apuntamos a una muy desagradable situación violenta de todos contra todos. 
Vos, que ves pasar a un uniformado, ¿qué opinás de ellos?

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ