TITULARES

Embrollo



Ya vi mucho. Leí mucho. Pero está pasando un javorái [mejunje] de cosas todas juntas que ya no logro entender por donde va la "verdadera" historia. Resulta que no resulta una recopilación verdadera de la época. Se copia todo lo suntuoso -que esperabamos, ¿no?- pero la verdad es que -me imagino, porque tanta alharaca no es de la epoca- en ese entonces seguíamos pobres y esclavos... a punto de la libertad.
Cada vez, siento mas atinada la expresión de que "el festejo del Bicentenario es una excusa". Excusa para malgastar dinero del pueblo, despilfarriar araganería con esto de los feriados largos y para obstaculizar el trabajo de las personas que están totalmente en otras. 
Imagino 1.811 con carretas tiradas por pesonas, indígenas de esclavos y doncellas arreadas para los conquistadores y colonizadores. Veo a una iglesia "reduciendo" nuestra cultura. Veo europeos extrayendo nuestras riquezas naturales. Veo llevándose muestras de nuestras especies de fauna y flora, trayéndonos a su vez enfermedades nunca antes visto en nuestras tierras. Veo armas y peleas. Veo políticos aprovecharse de la -famosa- coyuntura. Veo guerras inútiles, garras y frases sinsentido. 
Yo no veo la necesidad de tanta aparatosidad en los festejos. Sigo viendo por las calles hambre, necesidad y falta de educación, vivienda digna y salud. Sigo viendo niños trabajando en las esquinas e indígenas drogándose o prostituyendose en las calles. Veo personas corruptas. Veo tranzas. Veo indiferencias. Veo que la calidad humana del paraguayo está por el piso. Sigo viendo deforestación, agroquímiquos y desvíos de rios desde sus causes naturales. Sigo viendo matanza de animales por deporte. Sigo viendo basura en las calles, sigo viendo aceras destrozadas y cráteres lunares en plena Asunción.
Los suntuosos atuendos son de las personas que antes -como ahora- se aprovechan de la necesidad de las personas y las denigran. Los aparatosos festejos para ponerse a la altura de los países vecinos no es más que un simple espejo para desviar la atención de lo que realmente vale: La Persona, los Ciudadanos.
¿Vale la pena el festejo? 

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ