TITULARES

Contravenciones



Hace unos días ha ocurrido un incidente, desagradable para los usuarios -como siempre, los que pagan el pato- entre una empresa de transporte público de pasajeros y la camioneta del "Señor Comisario" de la Primera Metropolitana. En dicha ocasión, un bus de transporte público ha "rozado" la camioneta de la "autoridad" destrozando parte del paragolpes de dicho rodado. 
El vehículo -que no era este- estaba estacionado a la derecha, justo en una parada de transporte público de pasajeros. Para desdicha de los que debían realizar algún trámite o llegar a tiempo a sus lugares de trabajo, la autoridad ha demorado al conductor del colectivo y se armó tal revuelo hasta que un canal local se "apersonó" al lugar y siquiera se ha llamado a los responsables del tránsito; llámese zorros grises, oficial de tránsito o simplemente "zorros". Cuando por fin -después de media hora- ha llegado la autoridad correspondiente, el señor comisario no tuvo otra que dejar libre al "colectivero" que ha "atropellado" sus intereses porque, simplemente, no había nada que reclamar: la autoridad había estacionado a la derecha en un sitio donde circulan transporte publico de pasajeros. 
Y por lo visto es practica constante. En frente a dicha comisaría [foto] todos los días vemos lo mismo, la misma contravención. Autos estacionados a la derecha obstaculizando el libre paso de los pasajeros y obligando a la gente a bajar media calzada en la calle para tomar el bus. A peligros como estos nos exponen cada día nuestras autoridades, quienes a sabiendas de las contravenciones a las reglas de tránsito, van obligándonos a cometer más contravenciones. O tal vez no hayan estudiado "esa parte del reglamento" porque no estaba en la fotocopia del instructor de turno, vaya uno a saber donde está el error. 
Lo cierto y concreto es que debemos exigir nuestros derechos y cumplir nuestras obligaciones. En el país todos andan "por su cabezas" como carretillas [1] olvidando que las normas y las leyes están para el "ordenamiento" de la sociedad. Donde termina tu espacio empieza el mío, si todos cumplimos nuestras obligaciones, otra sería nuestra realidad, o ¿me equivoco?.

[1] Haciendo alusión a un ñe´enga que dice "peikopa pe nde akäre, ñeimo´a carretilla" (andan de cabeza como carretillas).
TEXTOS Y FOTOS: J.Edgardo Lezcano.

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ