TITULARES

Incoherencias



Amanecimos con la noticia del doble sueldo de Héctor Lacognata, Canciller Nacional. Y no es el único que tiene dos sueldos... quién sabe porqué artilugios mediáticos solo a él se le reclama, pero eso es otro punto.
Día tras día nos desayunamos noticias que nada tienen que ver con el "cambio" que nos prometieron, con la eliminación de la pobreza, el trabajo y por sobre todo, la "merma" -por lo menos- de la corrupción ambiente.
Los políticos de turno, siempre nos venden espejitos. Nos endulzan la boca, los oidos y por cuanto sentido puedan hacerlo, pero a la hora de la verdad... bien, gracias.
Y me quiero referir a la gente que recibe dos, tres y más sueldos mensuales -en las instituciones públicas- que no precisamente, como dice la ley, son profesores o medicos. Casi todas las instituciones públicas están plagadas de prevendas, pagos políticos y funcionarios ineptos, acinados en una recóndita oficina, otros planilleros y otros -en el peor de los casos- siquiera marcan presencia en las instituciones a la que "sirven".
Ninguna acción -concreta o intención siquiera- de parte del gobierno va en pos del bien común, más que atienden sus propios intereses -ya sean empresariales, personales y familiares, por sobre todo- en detrimento de la gran mayoría que sufre las consecuencias de la politiquería paraguaya. Ejemplo es la suba del pasaje, los medios de transportes obsoletos, los centros de salud sin insumos y personal calificado, las escuelas cayendose a pedazos, profesores cargados de buenas intenciónes, falta de tecnología y bibliotecas en los centros educativos, personas que hasta ahora siguen luchando por su vivienda propia, gente que pide trabajo, indígenas que reclaman -eternamente- las mismas reivindicaciones, y si seguimos la lista, creo que vamos a citar toda la plataforma del actual gobierno que es más que incoherente con sus promesas, propuestas y plataformas, quienes a costillas del sufrido campesino está donde está. Y si vamos hablar de la juventud trabajando en infracondiciones, sin seguro social, espacios de entretenimientos y desarrollo cultural... aquí si nos caemos de espaldas.
El actual gobierno se jacta de ser socialista, pero nunca fue tan acertada la frase esa que dice "juntemonos y vayan". A la hora de ser "justos" lo son, pero solo con sus "secuaces" ¿y el resto? La generosidad empieza por casa y eso se nota a simple vista. No hace falta ver el frondoso crecimiento económico de los que antes eran [pysatronco] los luchadores de la "justicia social" y las reivindicaciones de la gente del campo. Los famosos "rico pyahu" [nuevos ricos, en su forma literal despectiva] pululan y se reproducen como cucarachas y hormigas... solo que las hormigas trabajan y éstas últimas no. Si no... miren a su alrededor. Nada está sincronizado, la anarquía reina y mientras el presidente de la república -lo pongo en minúsculas, a propósito- se pasa recorriendo el mundo, se olvida de las necesidades urgentes del país.
Los congresistas -también en minúsculas a propósito- también se juegan a todo o nada para sus intereses mesquinos y excluyentes. Basta con mirar sus capacidades académicas, jugosos autosueldos y beneficios asignados, las mansiones en las que viven -ahora, lo de antes, no cuenta- y el móvil en el que se manejan.
Contrariamente, también está un grupo de "contratados" del gobierno, en varias dependencias e instituciones públicas a quienes la desidia, desatención y hasta falta de voluntad para con ellos, están con dos, tres y algunos hasta cuatro meses sin cobrar su asignación y son los "esclavos" que verdaderamente trabajan y llevan adelante lo poco que pueden hacer muy en detrimento de sus jefes poco capacitados, ineptos y quienes sí cobran en fecha, no solo sus asignaciones, sino también sus jugosos sobre sueldos, beneficios y "demás yerbas".
Cuesta mucho creer en un verdadero "cambio" cuando la realidad nos muestra y demuestra una sociedad cada vez más injusta, con excluisión de toda índole -económica, tecnológica y hasta de clases- y pobreza que no ve indicios de mejoría.
Basta ya de mentiras, es hora de trabajar por un país en serio. Los espejitos para más tarde.
Amén.

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ