TITULARES

¿Corrupción?




El paraguayo no se enoja porque exista corrupción en su medio... le ofusca más que no le "den su parte". Quisiera empezar con esta frase que he leido por alli en el facebook y lo escuché en la radio. Sencillamente no le di tanta importancia en ese entonces -hace dos días aproximadamente- pero ahora después de unos días como que se me encendió el foquito. 
Según Transparencia Internacional [TI] organismo internacional que se encarga de medir los niveles de corrupción en el mundo, nos ubica en el 5to. lugar entre los países más corruptos de América Latina, lo cual es un considerable avance entre el año 2009 y 2010 que hemos avanzado en la "lucha contra la corrupción gubernamental" por lo menos unos cinco decimales.
En este pais, donde de pequeños aprendemos a ser "vivos" ante tanta situación de deshonestidad y mentiras, es difícil sobrevivir nadando contra corriente. Es verdad que no es imposible, pero el -famoso- sistema te empuja a seguir el jueguito del amiguismo que cada vez es mas alevosa la manera en que se "satisfacen" las necesidades de los mismos. 

La corrupción involucra a dos o más personas. [a veces a muuuchos más] Para producirse se necesita que alguién la propicie y otro se sirva de ella, en todos los aspectos. Y en el país no se acaba nunca -la corrupción- porque involucra al mas inverosimil personaje de nuestra tierra hasta al mas erudito y poderoso ricardo de turno. 
Desde el simple peatón que cruza la calle fuera de la linea cebra y en diagonal hasta el conductor que pasa los controles con su registro y con ella diez, veinte o cincuenta mil guaraníes. Desde el pasajero que no pide su comprobante hasta el chofer que te pregunta ¿hasta donde vas? Desde el alumno que copia en el examen hasta el director/propietario del establecimiento educativo que consiguió la habilitación de su facultad a nivel de socios. Desde las personas que biciletean su iva hasta las empresas creadas a la par para evadir impuestos. Las personas que no piden audiencia para hablar con alguna autoridad y el que atropella una fila... y muchos otros etc más.
Lo más notable de nuestro comportamiento, es cuando alguien reclama -en el colectivo- una parada mal hecha y todos lo abuchean. Cuando alguién se queja porque no dieron asiento a una señora en el bus o se hacen de los desentendidos y dormidos... 
Lo que sucede con las pequeñas cosas sucede con las grandes. Lo que no podemos -con toda certeza- es condenar los actos de corrupción a nivel nacional, gubernamental o siquiera distrital, porque formamos parte integrante activa de esa rosca nafiosa. Es por eso que el país no se mueve para adelante, está estancada y capaz da pasos de cangrejo de a poco. Es por eso que tenemos una brecha de pobreza cada vez mas grande y un cinturón de pobreza en creciente movimiento.
No luchamos porque nos cuesta enderezarnos y va exigir de nosotros mayor responsabilidad y acciones concretas que van mas allá de la simple expresión "ivai la ñande mundo". Ni los mas pobres ni los de mayor oportunidades económicas cambiarán en esta decada, la nueva generación si. Es cuestión de mentalidad.

¿Cuánto tiempo cree usted que la corrupción gozará de buena salud en nuestro país y el mundo?

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ