TITULARES

Consumista



Y yo que pensé que era consumista! Pero hoy -día comercial de los enamorados- ha sobrepasado mis espectativas.
Antes, quiero remarcar que "el amor" rebozó por todos lados. Entiéndase amor por todo aquello que -ridiculamente- demuestra cariño en publico. Osea, un jehechaukapaguasu de la perrada que quiere pelar novio/novia o sobrar por aquel que estába festejando el día de "Sin Valentín".
Todo tipo de peluches, perfumes, regalos, etc. han invadido las calles y los negocios. Mensajes de amor, cariño y pasión por todos lados. Música lenta en las radios, programas especiales por tv, promociones en los comercios...
Casi me caigo de espaldas cuando encuentro la promoción de un perfume con olor a "dinero" en internet. Y esto me llevo a una serie de cuestionamientos, que nada tiene que ver con el día de los enamorados.
Para mi, el dia de los enamorados son todos los días. Yo estoy enamorado siempre de mi señora esposa. Vivo enamorado apasionadamente de mis hijos, de mi trabajo, de la gente que me rodea. No necesito un dia especial para demostrar -en cantidades rebosantes- mi amor por todos y cada uno de ellos.
Todo gira en torno a las compras, el dinero lo hace todo. No muchas parejas habrán pasado bien a falta de "un regalito" de peluche o el mas ostentoso de los recuerdos. Pero no es lo max.
¿Que es lo que realmente vale? Lo que cada uno lleva dentro y lo exterioriza, día tras día. Por eso, a unos días en que toda esta fiebre ha pasado, quiero decirles a todos mis amigos, parientes, vecinos, familiares y lectores, que los aprecio un kilo, que en mis redes sociales no habran encontrado un mínimo movimiento para "felicitarlos" alevosamente pero que si, siempre les retribuyo con mi presencia -a veces no tan comoda- a través de las letras, los mensajes y los "grandes coloquios" en los que solemos sumergirnos.

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ