TITULARES

REFORMA AGRARIA, URGENTE Y NECESARIA



Siempre que escuchamos la famosa palabra "Reforma Agraria" temblamos. No solo porque pensamos que los campesinos van a venir de nuevo a invadir la ciudad, sino que por todo lo que eso conlleva en la realidad de la gente que vive en y del campo. 
Muchas veces -y es en casi todos los casos- nos quedamos con lo que los medios masivos desean que sepamos, sin analizar a profundidad los pros, los contras, las causas y por sobre todo el efecto del no cumplimiento de varios articulos de la Constituciòn Nacional.
Aquí nuestra compañera Sandra, ha realizado un compendio que puede ayudarnos a sacar una conclusión bàsica sobre este problema de nunca acabar.
En la Constitución se habla de la Reforma Agraria Integral, en la Secciòn II. 
DE LA REFORMA AGRARIA
Artículo 114. De los objetivos de la reforma agraria.
La reforma agraria es uno de los factores fundamentales para lograr el bienestar rural. Ella consiste en la incorporación efectiva de la población campesina al desarrollo económico y social de la Nación. Se adoptarán sistemas equitativos de distribución, propiedad y tenencia de la tierra; se organizarán el crédito y la asistencia técnica, educacional y sanitaria; se fomentará la creación de cooperativas agrícolas y de otras asociaciones similares, y se promoverá la producción, la industrialización y la racionalización del mercado para el desarrollo integral del agro.

Artículo 115. De las bases de la reforma agraria y del desarrollo rural.
La reforma agraria y el desarrollo rural se efectuarán de acuerdo con las siguientes bases:

1) La adopción de un sistema tributario y de otras medidas que estimulen la producción, desalienten el latifundio y garanticen el desarrollo de la pequeña y la mediana propiedad rural, según las peculiaridades de cada zona;
2) la racionalización y la regularización del uso de la tierra y de las prácticas de cultivo para impedir su degradación, así como el fomento de la producción agropecuaria intensiva y diversificada;
3) la promoción de la pequeña y de la mediana empresa agrícola;
4) la programación de asentamientos campesinos; la adjudicación de parcelas de tierras en propiedad a los beneficiarios de la reforma agraria, previendo la infraestructura necesaria para su asentamiento y arraigo, con énfasis en la vialidad, la educación y la salud;
5) el establecimiento de sistemas y organizaciones que aseguren precios justos al productor primario;
6) el otorgamiento de créditos agropecuarios, a bajo costo y sin intermediarios;
7) la defensa y la preservación del ambiente;
8) la creación del seguro agrícola;
9) el apoyo a la mujer campesina, en especial a quien sea cabeza de familia
10) la participación de la mujer campesina, en igualdad con el hombre, en los planes de la reforma agraria;
11) la participación de los sujetos de la reforma agraria en el respectivo proceso, y la promoción de las organizaciones campesinas en defensa de sus intereses económicos, sociales y culturales.
12) el apoyo preferente a los connacionales en los planes de la reforma agraria;
13) la educación del agricultor y la de su familia, a fin de capacitarlos como agentes activos del desarrollo nacional;
14) la creación de centros regionales para el estudio y tipificación agrológica de suelos, para establecer los rubros agrícolas en las regiones aptas;
15) la adopción de políticas que estimulen el interés de la población en las tareas agropecuarias, creando centros de capacitación profesional en áreas rurales, y
16) el fomento de la migración interna, atendiendo a razones demográficas, económicas y sociales.

Con los artículos de la Constitución Nacional ya más arriba mencionados, trataremos de poner a su disposición argumentos que indiquen fehacientemente que la reforma agraria no solo es un derecho mas qué se debe exigir ya que dice claramente en los artículos 114 y 115 de la CN [Constitución Nacional] que tiene que ser garantizada y fomentada por el mismo gobierno, pero al parecer, hasta el propio pueblo campesino no ha leído estos artículos tan explícitos y es por eso que siguen esperando a que el presidente de turno nada mas prometa o decida si habrá o no la tan añorada REFORMA AGRARIA.
Ya no es hora de sentarse a esperar algo que tiene que ser garantizado y fomentado por el gobierno, pero que todas la veces es impedido por sectores que se niegan a liberar al campesinado del yugo de explotación al que es sometido porque se ve obligado a vender sus tierras para depender de un sistema de monocultivo que ni siquiera es saludable para la tierra, y en donde ellos mismos son víctimas de maltratos y menosprecio, ya que es muy fácil posicionarse y decir “el campesino luego no quiere trabajar, se le da la tierra y vende otra vez”, pero que alternativa le queda si se le garantiza la tierra, pero no los instrumentos e insumos para que pueda producir y es por eso que no tiene otra opción que vender su pedazo de tierra al mejor postor y luego trabajar en ella misma dependiendo del patrón que lo contrato para labrar su propia tierra.
La reforma agraria y el desarrollo rural se efectuarán de acuerdo con las siguientes bases dice la CN, a saber:
La adopción de un sistema tributario y de otras medidas que estimulen la producción, desalienten el latifundio y garanticen el desarrollo de la pequeña y la mediana propiedad rural, según las peculiaridades de cada zona.  Ni se estimula ni desalienta el latifundio, sin embargo, el gobierno lo alienta y es por eso que el sector campesino se encuentra soportando estas realidades, las pequeñas y medianas propiedades rurales que existen en el campo no subsisten gracias a que no reciben el apoyo del gobierno y no sobreviven si no se auto gestionan para producir la tierra, ya que sus productos son comprados a muy bajo costo y revendidos al doble del precio justo.
La racionalización y la regularización del uso de la tierra y de las prácticas de cultivo para impedir su degradación, así como el fomento de la producción agropecuaria intensiva y diversificada. No se racionaliza ni se regulariza el uso de la tierra, y las practicas de monocultivo instaladas en el país gracias a los grandes latifundistas que degradan día tras día cada vez mas las tierras y quedan improductivas, ya que el uso de agrotóxicos y agroquímicos utilizados en la producción agrícola está instalada y no se ve indicios de que el gobierno logre frenarla, ya que es alentado por las mismas autoridades, pero que mientras tanto intoxica, destruye, degrada y mata a centenares de familias campesinas expuestas al rociado de estos químicos, que hasta inclusive son defendidos por la prensa que se encarga de no informar de todos los casos de malformaciones congénitas, cáncer de todo tipo o mutilaciones que produce - en diferentes puntos del país  - este sistema de monocultivo hoy en día utilizado para producir la tierra. 

La programación de asentamientos campesinos; la adjudicación de parcelas de tierras en propiedad a los beneficiarios de la reforma agraria, previendo la infraestructura necesaria para su asentamiento y arraigo, con énfasis en la vialidad, la educación y la salud. Los asentamientos que existen en el interior del país son los más pobres y sin ninguna infraestructura y ni siquiera con garantías de educación y salud, es muy fácil ubicar, pero a la hora de hacerse responsable y garantizar las mínimas medidas de protección en salud y educación para el gobierno es ya imposible de que se haga realidad.

El establecimiento de sistemas y organizaciones que aseguren precios justos al productor primario. el productor primario -campesino que trabaja la tierra- resulta como el productor secundario y el gran grupo de latifundistas son los únicos productores primarios y finales que ponen a su gusto los precios a los productos según su conveniencia.

La defensa y la preservación del ambiente. Ni la defensa ni la preservación del medio ambiente están siendo garantizadas hoy en día para el sistema de monocultivo utilizado a base de agrotoxicos y agroquímicos que degradan la tierra y que la dejan  sin poder ser productiva por un lapso de 5 a 10 años y con un tratamiento extensivo e intensivo para que se vuelva a utilizar luego de que se haya desintoxicado. Y más con la tala de los bosques para la producción de soja y girasol transgénico que destruye todo a su paso ya que no sobrevive nada ni nadie al paso de los rociados de los cultivos.

El apoyo preferente a los connacionales en los planes de la reforma agraria. Solamente son apoyados los connacionales que poseen el 3 (tres) porciento de toda la extensión de tierras en el país que son los principales negadores de la REFORMA AGRARIA ya que no es conveniente para sus intereses puesto que en el hipotetico caso de que se lleve a cabo la reforma agraria, se tendría que garantizar todas las medidas de producción al campesinado dueño de su propia tierra y de esa forma se autoabastecerá el mercado solo con productos nacionales y pocos serán aquellos exportados si en el país se consume lo que se produce.

La educación del agricultor y la de su familia, a fin de capacitarlos como agentes activos del desarrollo nacional.  La educación del agricultor y la de su familia solo depende la capacidad e interés que tengan las mismas familias campesinas ya que luego de haber concluido el nivel medio los hijos de los agricultores vienen hasta la capital a estudiar carreras que no tienen a fin con la producción de la tierra, ya que ni eso es fomentado por el estado.
La adopción de políticas que estimulen el interés de la población en las tareas agropecuarias, creando centros de capacitación profesional en áreas rurales, y el fomento de la migración interna, atendiendo a razones demográficas, económicas y sociales. La única política que tiene el gobierno es la de desestimular y la de la falta de interés en la población agropecuaria, los centros de capacitaciones en las áreas rurales son creadas y formuladas por los propios pobladores de las zonas rurales que de esa forma subiste, sin embargo en vez de evitar la migración masiva de jóvenes rurales a la capital se la fomenta día tras día al no tener más opción en su lugar de origen.

Es fácil hacer una lectura de los acontecimientos desde la comodidad de nuestros hogares, contando con trabajo seguro, un sueldo fijo que nos garantice el pago de las mínimas necesidades diarias, sin tener que pasar por muchas enfermedades respiratorias, cutáneas y hasta congénitas. La información que debe saberse y sostenerse es la que -justamente- los propietarios de estas grandes empresas -holding de supermercados y productores al mismo tiempo- tienen por decirnos, contarnos y hacernos creer.
Si no abrimos los ojos, este problema llegará a un punto incalculable e insostenible, lo que llevará en algún momento -cuando toquemos fondo- a la verdadera revolución campesina, revolución agraria y por sobre todo revolución de los paraguayos necesitados de respuestas concretas y acciones que solucionen de un buena vez la problematica, que tarde o temprano tendrá que reventar.
Basta de promesas, es hora de acción.

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ