TITULARES

Medidas Populistas



"Hay que tener mucho cuidado" nos repetía una y otra vez mi madre cuando estudiabamos las reglas de redacción. Esta vez, quiero aplicar la misma expresión a la actualidad, a nuestra realidad cotidiana. El tema que hoy se debate es muy quisquilloso y por lo tanto debieramos tomarlo con pinzas.
El problema de los "banderitas" de países vecinos, no parece un problema exclusivo de las grandes urbes -Buenos Aires o Montevideo- sino que también nos toca muy de cerca aquí en la capital del Paraguay, Asunción, se trata de los famosos "cuidacoches" que cada vez más se están apoderando de las calles de la ciudad.
No todos tienen las mismas experiencias con estos "trabajadores" de las calles de la ciudad, pero es importante colocar las historias sobre la mesa y debatirlas. Tendrán detractores como defensores, pero quiérase o no, estan alli, al asecho.
En otros países se los acusa de extorsión. Muchos habrán escuchado de ellos "no me responsabilizo de lo que le pueda pasar a tu vehiculo" ante la negativa del pago del plus -que no es- correspondiente. Lo que en muchos casos significó una raya en los laterales o simplemente en el "des-airado" de las ruedas. Los casos son múltiples y variados. Cada uno tiene su "propia experiencia" en este aspecto, unas peores que otras. Usuarios cuentan que se niegan a pagar el importe solicitado, que va entre cinco y diez mil guaraníes -un poco más que uno o dos dólares- puesto que "justamente" en los horarios liberados por la municipalidad se "colocan" a cobrarte el "uso del espacio público" que por cierto ni les corresponde administrar, ni son dueños de las mismas.
Otros cuentan que es mejor pagarles a estos "cuidacoches" porque en vez de pagar a una empresa privada, como que resulta mejor pagarles a estas personas que también tienen familia, necesidades y necesitan trabajar.
Desde la Junta Municipal se trata de "legalizar" el "trabajo" de esta gente para que de esta manera, nadie se queje y se pueda tener un "ordenamiento" en el tránsito en horarios en que la Municipalidad no se hace cargo de ella. 
Conjugando toda la data que nos llega día tras día, vemos que las personas están cansadas de que el gobierno -tanto municipal como estatal- vaya tomando medidas populistas, que no solucionan a fondo el o los problemas que aquejan a la sociedad. En este caso, es importante dar trabajo a los que más necesitan, pero ¿"qué tipo de trabajo" se les dá? Se habla de trabajo digno, se habla de educación de calidad, se habla de seguros de salud, y se debe hablar de más. También se debe materializar las palabras. La coherencia no es un culto que muchos políticos profesan. A la hora de prometer, las palabras son aire, pero el aire, ¿dónde va? [palabras de Gustavo A. Becker]. 
Legalizar la presencia de los cuidacoches en las calles no soluciona el problema de la gente sin trabajo. Es importante darles las condiciones para que obengan una ocupación que pueda sostener económicamente sus familias; que incluya seguro social, educación, por sobre todo que les alcance para pagar servicios básicos -agua, luz, teléfono, tecnología- y aún más, les alcance el tiempo para disfrutarla en familia, practicando deportes o encontrarse en sitios de esparcimiento; lo que solo podrá ser realidad con el cumplimiento efectivo de los mandatos constitucionales a los "hombres" que se encargan de ella.
De las medidas populistas, hay que cuidarse, tapa el sol con un dedo y no soluciona los "grandes problemas del país y el mundo". Con unas moneditas no hacemos patria; el problema va más allá de lo que podemos notar a simple vista.
Podemos empezar a citar todas y cada una de las historias que escuchamos por allí, pero de nada servirá si no tenemos la "voluntad política" de cambiar realmente la sociedad en que nos toca vivir. 

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ