TITULARES

Comunicación más humana



Muchas personas pensamos que -haciendo un circulo virtual a nuestro alrededor- éste es nuestro espacio y donde termina nuestro espacio, empieza el de los demás; otras aún no lo tienen bien en claro esa parte de la historia. Tenemos varios tipos de libertades -arraigadas en nuestro subconsciente- tales como la que es mía [cuando me conviene], la que resulta de las acciones de los demás [cuando hay que culpar a alguien del hecho], y la que se aprovechan de ella [aquellos que la usan a su gusto y paladar]. Supongo que habrán otras más, pero hay una libertad de la que hoy me quiero ocupar: "la libertad mal entendida".
En honor a la libertad de expresión -los comunicadores- cometemos las más grandes atrocidades. Nos inmiscuimos en la vida privada de la gente, utilizamos el habla soez y hasta inventamos historias. 
Si empezamos por hurgar en el génesis del asunto, nos daremos cuenta que tenemos poca instrucción, que leemos poco -o casi nada- y que no tenemos capacidad para realizar una lectura comprensiva -es decir, somos analfabetos funcionales- que nos permita ver mas allá de lo estrictamente explicito. 
Otra de las causas -a parte del desconocimiento- es la viveza que siempre caracterizó al común mortal de estas tierras. Sabemos de qué se trata, pero la escondemos para llevar agua a nuestro molino y esta es la parte grave del asunto.
Para ir al caracú del asunto, es importante que hagamos un poco de historia [ya otra vez] y revisemos nuestras actitudes de donde viene. Gracias a las tres contiendas bélicas más grandes que tuvo el país -de manera externa- y las interminables historias de la guerrilla -interna, en tiempos de crisis- ha dejado al país casi en la ruina; causa que motivó el machismo -en primera instancia porque habría que "repoblar" la tierra guaraní- y la pereza de la reconstrucción -en segundo lugar, ya que estas tierras, de ser la potencia ha sido devastada por los grandes intereses yankees y europeos- ha generado una rara generación de personas kaigue [haraganas] que se han servido siempre de la gentileza de las mujeres y los niños que han quedado en pie dentro del país [la historia sigue repitiéndose día tras día, no ha cambiado nada, ¿o sí?].
En tiempos modernos, los medios para comunicarse que han utilizado las personas fueron cambiando vertiginosamente, a tal punto de desplazarse urgentemente unas a otras en no menos tiempo que las humanamente pensables. Las redes sociales han formado parte -diríamos casi- indispensable en la vida de las personas. Se ha creado el prosumer [productor y consumidor de información] y llegaremos en breve a la gran inteligencia universal [haciendo un poco de parodia a matrix o a prometeus]. En fin, la verdad es que en este tiempo de constantes cambios, el paraguayo ha intentado -dentro de sus posibilidades- ingresar al mundo de la tecnología y sus tendencias. Muy a pesar de sus extremadas limitaciones -conexiones a la net extremadamente caras, lentas y en muy malas condiciones- solo los grandes centros urbanos del país tienen conexión a la net, algunos medios [de comunicación de masas] no lo utilizan correctamente o la limitan, y el resto del mundo [Paraguay] solo lo utiliza en el trabajo y que es peor, ingresados solo en páginas amarillas o rojas. 
Las personas toman múltiples identidades -pretendiendo esconderse bajo la manta del ordenador- para poder expresarse. Las redes sociales, en especial el twitter, el facebook y los blogs, han demostrado como las personas se esconden tras el pishing [suplantación de identidades] para crear nuevas comunidades y expresarse sin censuras. No todas las personas que comentan un periódico digital son las personas que dicen ser. Aquí en Paraguay no tenemos problemas de robots [programas automáticos para atacar un sitio] sino mas bien suplantación de identidades. Escondidos bajo esas condiciones nos ocupamos de expresar nuestras opiniones e intereses. No digo que sea la constante, pero si de la mayoría. La opinión irresponsable, la falta de debate con argumentos válidos y las letras espurias son la constante en los sitios que mas asisten los paraguayos. Además, viene al caso mencionar que las personas no tienen un mínimo de cultura general que implique cumplir con las normas mínimas de respeto y buenas costumbres. He aquí la cuestión.
Cuando las personas invaden tu sitio y empiezan a tirar improperios [en tu muro del facebook, en el time line del twitter, en los comentarios del blog, en los sitios 2.0 y 3.0 y muchos etcéteras más] es donde empezamos a chocar. Si bien mi perfil en las redes sociales es público, es importante tener en cuenta cuál es el objetivo de tal o cual perfil. Una "amiga del FBK" ha escrito que "si estás en el facebook ya estás en el vyrorei [tonteras]" y yo me permito diferir en sus conceptos. El facebook al igual que cualquier otra red permite un montón de posibilidades, tanto a las personas físicas como a las jurídicas. That the cuestion: ¿Leíste antes el contenido de la página donde haz ingresado? Muchas personas allí caen en el error de comentar fuera de órbita. No digo que esté mal, pero sí que debiéramos dedicar un poco más de tiempo a leer los perfiles de las personas. Si bien es cierto que los nuevos tiempos están hechos por la urgencia de la instantaneidad y la primicia por decir o emitir opinión, no nos exime de la responsabilidad de leer a profundidad un perfil de quien creemos es nuestro amigo. La relatividad en el proceso de consumir información es otra de nuestras grandes debilidades. Leemos vai vai [a la ligera] o a veces, inclusive, las leemos mal. Siguiendo un poco mas en el FBK, este sitio web 3.0 tan permisivo como restringente a la vez [puesto que se puede apelar a la entereza moral de las personas o limitarle su acceso al perfil y su contenido], es un claro ejemplo de restricciones a la libre expresión, lo mismo sucede con el MSN de live.com que nos permite -en su ultima versión beta- elegir a quienes "aparecer" como conectados y a quienes no sin restringir el acceso o limitar informaciones y datos, seleccionando usuarios. 
El twitter desde sus inicios ha sido mas selectivo en sus usuarios, puesto que este microbloggin ha hecho de si mismo una fuente actualizada de informaciones minuto a minuto utilizada por agencias de noticias y periodistas de todo el mundo. Pero esto no lo exime también de los usos y abusos de sus usuarios. Últimamente también ha caído en el chismerío barato de publicación de actividades irrelevantes en la vida de cada persona registrada en esta -algunos no la consideran- red social. 

Nunca fue tan importante como en estos tiempos la expresión; el decir, el comentar el producir información. Por de pronto, la libertad es importante cuando se trata de mejorar la interrelación de las personas, de expresar lo que uno siente, pero todo en el marco del respeto. Cuando de comunicación virtual se trata, muchas veces nos olvidamos de respetar a las personas y su espacio porque resulta mas fácil -escondido tras el teclado y el monitor- decir las cosas sin afrontar las consecuencias, porque simple: "te desconectas y listo".
Hay reputaciones que cuidar, también en internet perdemos credibilidad cuando echamos improperios por todas partes, también en la net nos cerraran las puertas si entramos a algún sitio sin ser llamados o faltamos el respeto a las personas y sus espacios...
Yo me sumo a la actividad de "humanizar la comunicación" que tan maltratada ha estado en estos últimos tiempos y deseo ser el propulsor de las comunicaciones claras, cortas y concisas [si me permiten de más de 140 caracteres] y de otro color que no sea el azul del FBK. Es hora de entrar dentro del círculo de la libertad y no del libertinaje de teclas y letras, irresponsables e irreverentes. Es hora de que las personas asuman sus responsabilidades virtuales para que cuando nos toque volver a la realidad, no sea una sorpresa la libertad y el respeto a las buenas costumbres. 

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ