TITULARES

Agonizante Educación en Paraguay



Hoy desayunamos la información de la extensión de las vacaciones de invierno hasta el dos de agosto. Vaya sorpresa la mía al leer las causas y el fundamento del Ministerio de Educación.

La transmisión de resfrios entre los niños, el frio y otras irrisorias excusas fueron expuestas por la máxima autoridad educacional del pais. Si bien está latente todos esos riesgos de salud, también está latente otras necesidades. Necesitamos algo mas que dos dedos de frente. Cuando los niños no saben siquiera interpretar lo que leen, si es que leen; esta prolongación de las vacaciones es sumamente negativa para la educación paraguaya. Si a esto sumamos los constantes paros -a destiempo- de los profesores, en vez de sumar vamos restando.

Otro de los factores importantes en la deficiente educación corresponde a la poca preparación de los profesores y maestros, que tampoco tienen la capacidad básica para cumplir con sus tareas como tal y tampoco se nota en ellos intenciones de capacitación.

Otro dato importante que debemos tener en cuenta es la corrupción en los estratos gubernamentales, quienes desviando los fondos van en detrimento de los derechos educativos de los niños paraguayos que sufren las mas penosas situaciones de pobreza, infraestructura deficiente, falta de desayuno que contribuya a su nutrición diaria y los kits escolares que también "brillan por su ausencia".

Algunas organizaciones civiles han reaizado tareas de recopilación de datos y han demostrado con dichos estudios que la educación si no está muerta, está agonizando. Tal es el caso del Centro de Estudios Judiciales (CEJ) quienes recientemente han publicado su informe sobre el "Costo Social de la Corrupción en Educación" donde se notan claramente las falencias del estado y las proezas que pasan los niños paraguayos para estudiar.

Justificar la falta de clases por frio y enfermedades de estación es como decir que en verano no se darán clases por el calor. Si bien es cierto las situaciones de pobreza y necesidad de la gente mas necesitada, no se puede tapar el sol con un dedo.

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social está para encargarse de las enfermedades de estación, el Ministerio de Educación y Cultura está para encargarse de la instrucción de nuestros niños.
Buscar culpables a esta altura del año es inviable, porque todos aportamos nuestra cuota de responsabilidad; pero es hora de realizar el trabajo que a cada uno se nos confió. No perdamos mas tiempo. La lucha constante entre instituciones, amenazas de paro y el incumplimiento de promesas no son el mejor camino para solucionar problemas a nivel educacional, porque no son los grandes quienes sufren las consecuencias, sino  los niños quienes no encuentran protección, ni en las autoridades ni en sus profesores.

Es hora de la cultura del trabajo y la honestidad, en todos los aspectos. El mundo avanza a un ritmo vertiginoso e imparable, que nuestros niños y jóvenes no queden fuera... por nuestra culpa.

Mas info en http://www.costosocial.org.py/




J.Edgardo Lezcano B. | j.lezcano@hotmail.com

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ