TITULARES

Elecciones Municipales - PARAGUAY



Nuevamente las calles se ven estampadas con panfletos de tal o cual candidato. En una muralla cerca de casa, una noche han colocado cerca de 100 caras del candidato azul. A la tarde se vistió de rojo esa muralla mostrandonos otro rostro ya y a la noche eso se volvio verde luciendo otra carita, no mas agradable que las anteriores.

Nunca estuve mas en contra de los fondos destinados a los partidos -de la plata del pueblo, por supuesto- para derrocharla de esta manera. A parte de dar trabajo a los imprenteros, resulta que la estética de la ciudad se ve afectada por cada panfleto no tan atractivo que digamos.

Pienso.
Los niños en la calle con frio, oliendo cola de zapatero para saciar su hambre, sucios y zaparastrosos, mirando pasar a la vera de la calle a los ultimos modelos de mercedes benz, bmw o cualquier otra marca super chuchi ultimo modelo de vehiculos que solo nos hacen suspirar.

Pienso.
Las personas que en el interior deben caminar kilometros y kilometros para llegar a un centro educativo y como corolario estudiar bajo la sombra "ecologica" de un arbol frondoso de tajy.

Pienso.
Los paraguayos que deben sufrir las de cain para llegar a Asunción con su enfermo grave, porque en sus lugares de origen no existen centros asistenciales y menos aun un solo galeno que puedan paliar sus dolores.

Pienso.
En las necesidades de educación, salud y trabajo de los mas del millar de personas que viven en el cinturon de pobreza de Asunción, en los bañados Norte, Sur y Central, bajo las narices de los propios gobernantes y los tres poderes del estado en particular.
Pienso.
En los miles de jovenes compatriotas que aun no roban para comer -pero están pensando hacerlo- y en los que abandonaron el pais, sus familias, su cultura para ir a otro pais a buscar mejores horizontes, mejor estilo de vida y la manutención diaria que el pais extraño puede ofrecer y el nuestro no.
Pienso.
Las madres que abandonaron sus familias y estan en Argentina, España, EE.UU, indocumentados y sin poder volver. Quienes pasaron penurias en una embajada de nuestro pais, mirando al canciller re-gordete criando panza saliendo de un evento sin mover siquiera un dedo para ayudar a los suyos.
Pienso.
En las necesidades de todo el pais, en sus gobernantes que surgieron de esas necesidades y ahora no los miran porque ya no mas peëmos sino que se toma muy enserio la oración de la misa diciendo "oremos"

Pienso.
En exisitir nomas ya y no pensar. Pensar es un mal que puede infectar al resto de la población. Es un virus muy infeccioso del cual todos huyen o muchos no lo alcanzan. 

Las necesidades del pais son muy grandes, urgentes y por si todo fuera poco, miserables. Ya no mas espejitos, ya no mas mentiras. El Paraguay no es una "gran parroquia" en el que puedes decir a tus fieles "en la montaña del Señor, Dios proveerá" Aquí hay que ser el dios que atiende las necesidades del otro, del mas desprotegido, del mas indefenso.

Si el cuero no les dá, no se candidaten señores intendentables. Si el cuero no les da para tanto, pues renuncien señores del gobierno actual. No todo paraguay es corrupción, no todo el pais está minado de ignorantes, no todos son ladrones de guantes blancos, negros o grises. Hay personas quienes en honor de la política se han retirado para no ser avasallados por la politiquería, tan abundante en nuestros medios.

Es hora de realizar propuestas realizables, concretas y puntuales. Ya no mas "milagritos" y manos a la obra!

J.Edgardo Lezcano B | j.lezcano@hotmail.com

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ