TITULARES

ITAIPU: Renegociación VS Corrupción



La consigna renegociación del tratado de Itaipú es irrenunciable

¿Perdió vigencia el histórico reclamo paraguayo de renegociación del Tratado de Itaipú? Si nos atenemos a la interpretación de los colegas de una reciente conferencia del nuevo director general paraguayo de la entidad binacional, Gustavo Codas, la conclusión es categórica: perdió vigencia.

No obstante, si leemos otra entrevista periodística inmediatamente posterior a la publicación de la primera versión acerca de la posición del Sr. Codas sobre un tema tan relevante para la historia independiente del país, podría inferirse que esa interpretación se restringe al capítulo que se cerró el 25 de julio de 2009, día en que Fernando Lugo e Inácio Lula da Silva firmaron la Declaración Presidencial sobre Itaipú y otras cuestiones.

Preguntado sobre el futuro de las relaciones paraguayo/brasileñas sobre el aprovechamiento de los beneficios de Itaipú, Codas respondió que serán otras circunstancias, dando a entender que aún deben estudiarse las medidas necesarias para hacer frente a esas circunstancias diferentes.

En el capítulo que se cerró, para nosotros en forma absolutamente insatisfactoria para los intereses nacionales, el 25 de julio del año pasado, nuestros negociadores soslayaron la consigna de la renegociación del Tratado de Itaipú, tal vez como una táctica para para superar el sólido frontón que habían erigido nuestros socios, no solo con el “pacta sunt servanda” del canciller Celso Amorín, sino también con la hipótesis de que el Tratado es “un mecanismo perfecto”, razón por la cual no necesitaba de ajuste alguno, que sin contradicciones recitaron sus negociadores.

Sin embargo, desde la perspectiva estratégica, la reivindicación paraguaya de la renegociación del Tratado de Itaipú es irrenunciable, porque es justa y se funda en las capas más sólidas del derecho.

Los logros del documento del 25 de julio, hasta ahora pretendidos, porque seis meses después de la firma de la Nota Reversal que triplica el factor multiplicador de la fórmula de cálculo de la compensación que Brasil paga a nuestro país por su excedente energético en Itaipú, siguen siendo una esperanza en manos del Legislativo brasileño, en un escenario tradicionalmente hostil a los reclamos nacionales sobre la binacional.

Lo mismo podría decirse de la financiación de la línea de transmisión de 500 kV entre Itaipú y Villa Hayes, que debe ser financiado por Brasil y no por Itaipú, según la versión de los negociadores. O sea, en este caso, en el que el vocablo esperanza se desdibuja y debe hablarse de necesidad, urgencia, colapso, por extraño que parezca, la resolución del caso queda igualmente en manos de los mismos legisladores, partes del mismo escenario.

Debe insistirse que esos “logros” están lejos de la reivindicación paraguaya de justicia en el aprovechamiento de los beneficios de Itaipú y, por sobre todo, que no invalidan la consigna de renegociación.

En efecto, la posible triplicación de la compensación paraguaya no se aproxima siquiera al histórico reclamo nacional del justo precio por su ingente excedente energético de Itaipú y la financiación de la línea de 500 kV está muy lejos del reclamo compensatorio que alguna vez debe realizar nuestro país a su socio brasileño por tantos años de uso y abuso de esa energía, paraguaya desde el ángulo que se la mire.

Reiteremos por último que la hipótesis itamaratyana del tratado perfecto es insostenible. Los documentos de Itaipú y la práctica de sus administradores así lo demuestran. En el primer caso hay decenas de Notas Reversales que modificaron diferentes aspectos del Tratado, esenciales algunos de ellos y, en el segundo centenares de denuncias documentadas de violaciones de ese documento.

Por razones de espacio, recordemos sola una: la reducción de la tarifa de Itaipú hasta el subsuelo de sus costos reales en abril de 1986 por pedido expreso de los brasileños, el primer capítulo de un verdadero drama que conoció como la deuda espuria de Itaipú.

Con las debidas licencias. Ramón Casco Carreras, Redactor y Analista de la revista Mundo de la Electricidad | http://www.mundoelectricidad.com.py/

J.Edgardo Lezcano B. | j.lezcano@hotmail.com

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ