TITULARES

Efecto lista sábana



Por uno que otro "desacuerdo político" no se está pudiendo realizar la famosa reforma electoral. Chicanerías vienen y van pero el drama sigue per secula seculorum. ¿habrá indicios de cambio de rumbos?
Desde "recaudar" multas por no votar hasta deshacerse de los partidos políticos está pensado en la famosa reforma electoral del Paraguay, lamentablemente, los políticos -una casta divertida de la sociedad- no está permitiendo dicha acción. 
Gracias a la deficiencia del sistema electoral del Paraguay es que seguimos manteniendo a la "jurasicada" que no es más que una lastre para la sociedad. Parlamentarios que se "eternizan" en el cargo haciéndose "expertos" en leyes, claro que no lo es para el bien común sino para provecho propio. Tal es el caso de un "CALEsitero" y otros especímenes de la antigüedad quienes sobreviven a las más variadas tormentas gracias a sus fueros.
Por otro lado, y la más triste por cierto -para no decir la más lamentable- es el tema de la ineptitud de los "representantes" elegidos "legítimamente" por las listas sábanas. Diputados y Senadores que, alardean de su ignorancia, que no aportan siquiera un proyecto de ley, quienes hacen "uso y abuso" de sus fueros, son "elegidos" por el sistema que los legaliza en sus puestos.
Y no se avisoran mejorías. La gente, harta de esta escoria social, los castiga con escraches públicos, mofas en tw o fb, quienes los halagan como generadores "ad infinitum" de insumos para chistes, etc etc. Pero no parece ser suficiente...
Cuanto más viejo más cara dura. Cuanto más joven más ignorante. Esa es la "matemática relación" que podemos esbozar desde nuestra humilde mirada a la realidad... claro, mirada atenta a los alevosos enriquecimientos a costa de la corrupción y la asociación ilícita. 
Desafortunadamente, los rumbos no cambian, ni cambiarán jamás; mientras que las personas, representantes del pueblo -no aprovechadores del pueblo- tomen conciencia de su posición de servidores públicos -no de servidos públicos- y realicen su tarea constitucionalmente asignada. 
Y si esta situación no denota la falencia global del sistema que mantiene girando la rueda de corrupción... es porque simplemente cerramos fuerte los ojos para no mirar la realidad y llorar a mares.
Los nuevos rumbos, al igual que la transición democrática, no debería tomar más tiempo que un chasquido de dedos, porque ko asunto kóva ipukúramo, ipysâmane; ha ipysâramo... ipysâpêma va´erâ avei. 
La ciudadanía sigue expectante a los cambios, solo falta "voluntad de los políticos". Sin esto, difícilmente se den los nuevos rumbos. ¿Para cuándo el verdadero cambio? El mañana es hoy, aquí y ahora. 

Ya estamos cansados de esperar...

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ