TITULARES

Perdonen las disculpas, pero...



Después de un tiempo de vacaciones -casi todo enero- estamos de regreso. Y regresamos con mucha fuerza, mucho animo y mucho trabajo. Gracias a todos por compartir con nosotros este espacio de diversión, cultura e información.
Como -casi- todo el mundo está de vacaciones en enero, no pudimos ser la excepción. Fuimos a la playa (jaja como si en Paraguay lo tuviéramos), al lago -que apena- al río que da lástima, en fin... recorrimos muchos sitios del país, tal cual estamos acostumbrados. Esta vez no pudimos dejar de lado el ver la miseria de la gente en todo el país. 
Vemos constantemente, a diario, en Asunción, como la austeridad, para algunos, es pan de cada día; pero en cambio, cruzando calle Última, la miseria, la falta de trabajo... las necesidades nos muestran la otra cara de la misma moneda que duele.
Duele en los niños carisucios que andan deambulando por las calles, esos que serán el "mañana" y nos muestran a la par, en el presente, el futuro que nos espera. Niños que deberían jugar, pero que en cambio están en las calles trabajando para llevar el sustento diario a la casa. Niños que deberían estar en las escuelas, instruyéndose, para forjar un futuro mejor, no solo suyos sino que del país. Niños que a tempranas horas ven la dura cara de la realidad que los toca vivir. Niños que, olvidándose de sus "derechos" de niños, son adultos precoces. Niños a quienes la delincuencia ya los tienen atrapados en sus redes porque "son in-imputables" pero que en algún tiempo lo serán. Niños a quienes no les queda otra más que seguir la guía que el "sistema" les impone.

Vemos que muchos campesinos, a pesar de muchos otros sinvergüenzas que están al asecho de los bienes de terceros, aún siguen luchando por trabajar en sus propios agro negocios de pequeña envergadura, pero que la soja transgénica y los agro químicos no les permiten vivir sanos y menos aún trabajar tranquilos, por la constante visita de los terratenientes que cada vez más los acogota en complicidad con la "autoridad" de turno...
Vemos que ante la complicidad, la impunidad y la ineficiencia de las instituciones públicas, las grandes industrias "eliminan" sus desechos en los ríos, lagos, arroyos... contaminando ya los pocos bienes naturales que nos toca vivir. 
Vemos como muchas personas mueren de un simple resfrío "mal curado" o de tétanos por no haber una simple vacuna en los puestos de salud. Como futuras madres (embarazadas) andan tiradas por los pasillos de los centros asistenciales por no contar con un poco de plata para "el kit de parto". 
Miles de niños, jóvenes y adultos sin centros educativos, que les permita acceder a una educación mínima para mejorar su calidad de vida. Las escuelas en pésimo estado de construcción edilicia y por qué no mencionar, profesores mediocres que lo único que hacen es extender y aumentar el analfabetismo funcional...
El transporte del público (que es privado, vaya paradoja, no?) que no solo azota en el microcentro con sus lastres y "tratos ka´i" con la autoridad de turno, sino que también a todo el país. 
Las calles en mal estado, los servicios básicos rebasados, agua y electricidad que tenemos en el Paraguay en abundancia, en ciertas zonas ya es inaccesible...
Y como si todo fuera poco, vivimos en un basural. Resulta tan fácil tirar nuestros desechos a la calle, como si fuera el patio de nuestra casa, aunque puedo estar seguro de que en el patio de nuestra casa no lo vamos a hacer. La cosa pública es de todos pero de ninguno a la vez...
Perdonen las disculpas, pero tenía que escribirlo. El Paraguay es una mierda. No por los buenos que lo habitan, sino por los que tienen en sus manos el "nuevo rumbo" del país y no hacen nada, por lo que son minoría pero dueños de la verdad, por los que no pasan de ser solo "rico pyahu" y por los que más aún, luchan por los "derechos" de los demás, sin hacer absolutamente nada.
A colación, quisiera recordar la letra de aquella tan sonada canción del cambalache siglo XX, "el que no roba es un gil..."

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ