TITULARES

Vestigios



Tengo un PC de uno de los candidatos colorados aquí al lado de mi casa. Como la tradición que vienen festejando desde hace unos sesenta años, la mitad mas o menos me tocó vivirla, siguen en las mismas.
Unas personas que necesitan ayuda -de toda índole, medicamentos, pecuniarios- y otras que son operadores políticos, desfilan por el sitio. Música a volumen 11 todo el día -sí, todo el día, de mañana, tarde, noche, madrugada- gente bailando y festejando -no sé qué- y personas que andan con sus carpetas tomando nota. 
Todos y cada uno de ellos cumplen una función específica. Los pobres, que necesitan seguir siendo pobres para mantener el sistema. Los tekorei partida -los mal denominados operadores políticos- que en algún momento el importe de mi impuesto irá a pagar su sueldo de "recomendado" en una que otra oficina pública...
Muchos me dirán, es mano de obra para la gente, tanto imprenteros, serigrafistas, volanteros y muchos otros etcéteras más... pero, ¿qué ganamos todos? El presupuesto destinado a este tipo de actividades proviene del estado, que a cada tanto va erogando importes que "legalmente" son derivados a -no solo colorados- los partidos políticos para despilfarrios de este tipo. El tribunal de justicia electoral que también está sobrecargado de empleados "planilleros" y el ministerio de hacienda tratando de crear nuevos impuestos -para los pobres claro, porque para los ricos nunca se van a promulgar el IRP por ejemplo- que puedan financiar el desfalco que los congresistas van imponiendo al gobierno con la aprobación de presupuestos irreales.
La anarquía ambiente, hace que todo el mundo "ande por su cabeza como carretilla" -como diría mi abuela- haciendo lo que le plazca de la manera en que se les antoja. El apocalipsis es poco para describir lo que nos espera, quizá sea un poco temerario al decir que empezamos la gran babel del país, pero mirando desde afuera, todo apunta a ello.
Seré negativista o realista, pero ésta es la herencia que tenemos de tanto tiempo de dictadura. Falta de participación critica, la ceguera producida por las religiones y sectas, la mala información y por sobre todo el arraigo por la tranquilidad, la paciencia, el sufrimiento y el "péva péicha guarantema". Resignación que viene desde nuestros ancestros que jamás supieron enfrentar la "autoridad" de los prepotentes, de las personas que más gritan y de los poderosos capitalistas. 
El amén que nos caracteriza y los espejitos en el que creemos dificulta mucho mirar lo que realmente ocurre alrededor nuestro. La falta de iniciativa para la "autoinstrucción" es otra de las dificultades por las que atravezamos. Contamos con los medios pero no estamos en medio...
La verdad es que esta practica del clientelismo sigue, tenga el color que tenga, la ideología que profese o los referentes que asuman el poder. Todos se encargan de demostrarnos día tras día que "la democracia" está muy lejos aún, que en cinco años no se puede avanzar lo suficiente, pero si "mantener" costumbres oscuras y torcidas, que no podemos hacer nada contra el sistema pero sí mezclarnos con ella...
Como decía una amiga en el facebook: "el que tenga oídos, que oiga" bíblico es...

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ