TITULARES

9 de julio: Día Internacional para la destrucción de armas.




Hoy recorre el planeta la idea de un mundo sin armas. Quizá sea una utopía, quizá no. Lo real es que aún siguen los estados destinando parte importante de su presupuesto al "mantenimiento de la guerra". Los estados potencia siguen "creando" situaciones que faciliten la "intervención" armada de los países menos favorecidos y con potencia en recursos hidricos, petrolíferos o de cualquier otra índole que pueda llamar su atención e interés.

La otra cara -y como siempre- es cuando personas inocentes pagan el precio de estas guerras prefabricadas. A diario vemos informaciones llegadas desde casi todos los puntos cardinales sobre la situación de personas que se quedan sin hogar, sin familia, sin padres, sin nada.

En latinoamerica la situación no puede ser diferente. Los gobiernos mantienen una estructura bélica con mas presupuesto que el de educación o salud publica. Tampoco se está en condiciones de hacer frente a las potencias, por lo que nuestro ejercito se limita a ser "numero" para el mandamás de turno a nivel global.

Aquí en el corazón de América del Sur, Paraguay; ni siquiera tenemos capacidad de autoprotegernos. Muchos me dirán que es una data importante para los países vecinos, pero la verdad es que ya están mucho mas adentro de las líneas divisorias delimitantes al país. La creciente actuación de militares de otros países dentro de nuestro territorio, como lo es el caso de Bolivia, que entran a la hora que desean y hacen lo que quieren en el país, mientras que dos soldados paraguayos están en cada Hito tratando de sobrevivir. Lo mismo pasa con el Brasil -hacia el este- donde los de la "fuerza nacional" realizan constantes trabajos de inteligencia o resguardo de sus intereses en tierra guaraní. Argentina no se queda atrás con sus gendarmes en la frontera. 

El MERCOSUR es un chiste en el sistema donde prevalece -y gana- el mas fuerte, los dos gigantes vecinos nuestros; quienes aprovechan nuestra desprolijidad administrativa y gubernamental para llevar aguas a su pozo. 

Las armas no solo son metal, balas, láser y computadoras. También son ideologías y cultura. En la frontera con Brasil, los niños hablan un perfecto portuñol utilizable solo por aquellos en ese sitio. Los compatriotas que  asisten a escuelas argentinas o brasileras culturizandose con "otra educación"...

¿De qué tipo de armas desamos deshacernos hoy?

J.Edgardo Lezcano B. | j.lezcano@hotmail.com

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ