TITULARES

Ache Guarani dan ejemplo de dignidad



Tanto se habló ya del secuestro en el pais. Politicos y politiqueros culpandose de los ultimos hechos de secuestro, y éste ultimo caso, me refiero al secuestro del ganadero Fidel Zavala, fue la mas llamativa. Los familiares harían cualquier cosa para recuperar al secuestrado sano y salvo, por eso la entrega de alimentos -carne en particular- a las personas mas necesitadas por mandamiento de secuestradores.
Me cabe una reflexion de tres puntos en particular, a saber:
Primera. La gran necesidad de mantener viva la VIDA. Otros en el lugar de los familiares de un secuestrado haría lo mismo. En titulares de periodicos del dia lei "HUMILLANTE" repartición de carne. Yo no lo veo tanto asi. Los que hasta ahora fueron humillados son el gobierno, con su aparatoso sistema de seguridad que no sirve para nada, mucho ruido poquisimas nueces; los investigadores, los fiscales y la policia inepta que no estan mas que para molestar a los pobres y desprotegidos, que en vez de ayudar a la ciudadania están para desangrarla con jugosos sueldos y bonificaciones y privilegios. El sistema no funciona, ni siquiera la de la prensa.
Segunda. Los medios, ultimamente se han vuelto amarillistas. En vez de acompañar un proceso se ven con la capacidad y el atrevimiento de "CALIFICAR" tal o cual situación. La funcion de la prensa es la de informar a la población y no llenar de adjetivos calificativos sus informativos. Estamos lejos de una sociedad de información de calidad.
Tercera. Los delincuentes se ven con la LIBERTAD de andar sueltos y de limpiar sus conciencias con actos "HUMANITARIOS" como las citadas anteriormente. Dicha libertad habia existido desde tiempos inmemorables en el este del pais, hacia Ciudad del Este, Canindeyu, Pedro Juan Caballero. ¿Quién no sabe de la libertad de sicarios en estos sitios para ajusticiar a cualquiera, inclusive niños? Lo peor es que este tipo de acciones va extendiendose hacia la region central del pais. Esta practica se extiende hasta San Pedro, Concepción y zonas aledañas. Delincuencillos que tienen libertad de hasta robarse un destacamento militar sin que nadie mueva un solo dedo.
Me huele a complicidad. Me asusta como las autoridades creen que la capital del pais se termina en calle última, en sus cuestiones particulares, en sus trapos sucios, en sus desvios sexuales y familiares. Terminamos en los bolsillos de la gente que se autoasigna en el presupuesto jugosos aumentos a sus jugosos sueldos con privilegios de movilidad, alimentacion, inmunidad y un montón de etcs mas.
Me huele a podrido que el gobierno se encargue solo de -como en el ping pong- repeler acusaciones, parece no tener un norte, pareciera que se olvidaron de sus plataformas y promesas electorales, se olvidaron de los mas pobres y desprotegidos quienes fueron su trampolin al poder.
Ahora, los unicos que dan ejemplo de dignidad son los indigenas, nuestros antepasados, quienes no aceptaron carne ensuciada con criminalidad, que entienden aun la diferencia entre lo que esta bien de lo que esta mal en su mas puro estado natural.
Señor presidente, ES HORA DE ACTUAR.
Lo emplazamos.

J. Edgardo Lezcano | j.lezcano@hotmail.com

Sobre Juan Edgardo Lezcano

Facilitador de Talleres de Comunicación y TIC´s. Fundador de LEZCORP y Director de Editorial de Medios, Publicidad y Eventos. En twitter @edLEZ